miércoles, junio 03, 2009

PPSOE

La escritora Elvira Lindo, al respecto de las elecciones al Parlamento Europeo, critica este miércoles las pedradas que se lanzan PSOE y PP, así como esas veces en que se ponen de acuerdo, casi siempre en perjuicio de los intereses de los ciudadanos, como al rechazar el Informe Auken en el Parlamento Europeo acerca del impacto brutal que ha tenido la especulación inmobiliaria en las costas españolas.

Centrándome en el informe Auken, coincido en su análisis de que socialistas y populares españoles se ponen de acuerdo más veces de las que muchos quieren ver, sobre todo en Europa. Tan es así que conviene resaltar, a mi juicio, un dato que resultaba menor y marginal en este artículo de El Mundo: "El 'think tank' Observatoire de l'Europe (...) revela, en un estudio reciente, que en 2008 los eurodiputados del PPE y del PSE pulsaron el mismo botón en el 97% de las 535 votaciones nominales y sólo se enfrentaron en 18 ocasiones". En el sitio Hispanidad.com figura más desarrollado. Si he acertado en la búsqueda, éste parece el texto original (en francés). Quizá esa elevada coincidencia explique el hecho de que la campaña se esté centrando en temas exclusivamente nacionales. Si se pusieran a hablar de Europa se vería que no tienen apenas divergencias.

La campaña de las Europeas es pues soporífera y he decidido no prestarle atención (no votaré ni a PSOE ni a PP, por muchos ya llamados "PPSOE"), pero quiero rescatar dos referencias al informe Auken de políticos de muy diferente tendencia que han concedido sendas entrevistas a El País.

Oriol Junqueras (Europa de los Pueblos): "Recuerde que el PP votó en contra del informe Auken, que el PSOE se abstuvo y que en cambio nuestro grupo lo apoyó".

Andrés Perelló (nº10 del PSOE): "Además, el informe Auken se aprobó con el apoyo de la derecha europea [con la excepción del PP español, que se opuso]" (los corchetes son obra del periódico). La siguiente pregunta: Alguna responsabilidad tendrá el Gobierno español. Y Perelló responde: "La competencia urbanística es de la Generalitat, no del Gobierno español".

Junqueras coincide con miembros de IU o su rival Ramon Tremosa en que PSOE y PP son, en esencia, la misma cosa, y que las políticas de izquierdas brillan por su ausencia.

El informe en cuestión se elabora a partir de una serie de peticiones recibidas, de particulares, organizaciones vecinales, grupos ecologistas, etcétera, que aparecen citados. Los hay de Alicante, Valencia, Torrevieja, San Vicente de la Barquera, Castellón o Almería. Entre los peticionarios hay un concejal socialista de Arona o el diputado socialista Rafael Simancas. Se citan localidades de Madrid (Galapagar) o de Málaga (Estepena -sic-). El señor Perelló pues, al ser de la Comunidad Valenciana, comete el "error" de ver el informe en clave local, ya que también hay indicados lugares donde no gobiernan ni el PP ni la Generalitat Valenciana, incluso una autonomía del PSOE. La Junta de Andalucía aún no ha derribado El Algarrobico, sin ir más lejos.

O sea, sí, la Generalitat Valenciana puso al informe a caer de un burro, y la mayoría de las denuncias parte de ahí, y lo mismo una eurodiputada popular de Murcia, pero el PSOE tampoco se salva. Tanto El País como El Mundo coinciden en ese dato. Me resulta muy curioso cómo el presidente del Gobierno abogó en el Debate sobre el Estado de la Nación por un cambio de modelo productivo, achacando al gobierno del PP la burbuja inmobiliaria y el ladrillazo, cuando el PSOE lleva gobernando cinco años y no es hasta ahora que aboga por el cambio de modelo. Quiere decirse que, hasta que no ha asomado la crisis con toda su crudeza, el PSOE no le hacía ascos al ladrillo porque la economía y el empleo iban viento en popa, sin querer percibir que eso acabaría por explotar. En fin.

No hay comentarios: