lunes, agosto 09, 2010

Trini Sonrisas, segundo intento

Como bien dedujo Pilar Portero, mi paisana Trinidad Jiménez es el Gato de Cheshire. Su sonrisa ("dientes, dientes, que es lo que les jode", I.P. dixit) no es natural. Mujer de mandíbula, encajada, la ministra de Sanidad se presenta a la candidatura del PSOE para la Comunidad de Madrid. Y lo hace, o mintiendo, o no sabiendo guardar las formas. Por desgracia no eliges de quién eres paisano. No voy a llegar al extremo del PP de pedir que dimita, pero sí es cierto que no es posible creer que la ministra haya tomado esta decisión sin contar con el beneplácito de su superior inmediato, Rodríguez Zapatero, o su compañero de gabinete pero también jefe en el partido, José Blanco, y otros dirigentes socialistas como Chaves, Hernando o Valenciano que la han estado poniendo en valor estos días por encima de su rival Tomás Gómez, y esgrimiendo encuestas (¿es serio que el PSOE elija candidato en función de encuestas?) en las que Jiménez estaría sólo a tres puntos de distancia de Esperanza Aguirre en intención de voto. O Zapatero diciendo que Gómez era bueno pero ella "buenísima". Si algo sabían, es evidente que ella también. Y si Zapatero intentó que Gómez se apartara también es evidente que no lo habría hecho sin la existencia del posible reemplazo. Así que Trini Sonrisas nos toma por tontos cuando dice que "La decisión la tomo yo, es meditada, está muy pensada y he tenido en cuenta la opinión de muchas personas". ¿Está entre ellas el presidente del Gobierno? Porque aunque fuera decisión suya, el presidente podría decirle que nanay y que te quedas de ministra, pero como es su candidata, es meridiano que esto último no se va a producir.

Como ha dicho Javier Casal en Twitter, "Trinidad debería haber sido sincera cuando le han preguntado si Zapatero le pidió que fuera candidata. No se puede negar la evidencia" y "si T Jiménez dice no haber hablado con Zapatero, algo ha hecho mal. ¿No es ministra de su gobierno? Mínimo consultar con el jefe". Sí, si te quieres ir de tu trabajo, lo suyo es avisar. O sea que si en realidad es su decisión y no la ha consultado con su jefe (lo cual es mentira) habría cometido un error doble o una mentira doble. Nada que no pueda ocultar con su sonrisa, pensará ella. Será el segundo intento electoral de Trinidad tras enfrentarse a su primo lejano Gallardón en las municipales de 2003. Con una diferencia. Para ser ministr@ te escoge el presidente del Gobierno. Para ser esto último, o alcalde, o presidente autonómico, si no hay mociones de censura de por medio, te eligen los votantes. En octubre decidirán los militantes del PSOE de Madrid. Zapatero ya ha decidido que ese va a ser su principal caballo de batalla en 2011. Lo malo para Trini es que si no lo hace bien en la campaña y la ayuda que reciba de sus jefes no sea bastante, no tendrá colchón para amortiguar la caída, tanto si se produce en octubre como si se da en 2011. Por no hablar de la pelea interna entre el PSOE y el PSM, que se cobrará sus piezas aunque intenten evitarlo. Hay apoyos dentro del PSM y del PSOE para ambos. Hasta dicen que hay hasta un tercer candidato más escondido.

Aspecto paralelo a este hecho: la excesiva importancia que los medios de comunicación le conceden a todo lo que pasa en Madrid, dando la impresión muchas veces de que creen que no hay nada más allá de la meseta. Las autonomías se crearon para descentralizar al Gobierno de la Nación. Sin embargo, la Comunidad y la Alcaldía, al sumar todos sus funcionarios a los gubernamentales, y convertir Madrid en una ciudad de funcionarios, han acumulado y acaparado tanto poder que se repite la centralización pero en pequeña escala. Pasa en cada autonomía. Por lo que conozco, Sevilla y Barcelona son dos casos muy claros, pero nada comparado con el poder que se acumula en Madrid. Por eso el PSOE tiene tanto empeño en recuperar esa plaza. Si esta batalla se desarrollase en Asturias, Extremadura o Aragón, sin desmerecer, no se montaría semejante totum revolutum mediático. Parece que para partidos y periodistas no hay vida más allá de la Casa de Campo.

Ahora, sigamos con Trinidad. Aunque ahora médicos y medios afines se empeñen en alabar su gestión, ésta lleva más sombras que luces. Entró en el gabinete en lugar de Bernat Soria por dos motivos: darle un premio tras su batacazo de 2003 y mantener la paridad en el gabinete. Nada como perder unas elecciones municipales en Madrid para que te hagan ministro de España: también le pasó a Miguel Sebastián. En su pésima gestión de la llamada Gripe A, sobraron millones de vacunas y estos médicos que ahora la ponen por las nubes le advirtieron que fuera comedida y no alarmase. Por cierto, de la dichosa gripe ni rastro, oigan. A ver si va a ser verdad que era todo un truco de las farmacéuticas... Es una de las gripes contra las que se va a suministrar vacuna este año. Sin embargo: "esta composición de las vacunas de este año crea un problema colateral: como ya incluyen el AH1N1, no van a hacer falta los seis millones de dosis contra este virus que han sobrado del invierno pasado, y que costaron 7,2 euros cada una, indica Martínez Olmos. "Los tienen las comunidades y ellas tendrán que decidir qué hacen con ellas", dice el secretario de Estado. Lo más probable, destruirlas". Vaya, vaya... Además, el Ministerio de Economía le ha requerido por dos veces, sin éxito, al Ministerio de Sanidad que aún dirige Trinidad Jiménez, que le remita "los estudios económicos de que disponga" sobre el impacto de la Ley Antitabaco, ya que Economía teme que se cree un mercado ilícito de venta de tabaco. ¿Por que Sanidad está dando largas a la hora de responder? Aparte de mi convencimiento de que la reforma de la Ley del Aborto, al ser una cuestión sanitaria, debería haberla llevado el ministerio del ramo, no el de Igualdad, y que por tanto Jiménez hizo dejación de funciones.

Tres opiniones de izquierdas sobre la candidatura socialista para Madrid: Don Ricardo, Don Hugo y Don Rafael. Para terminar la entrada: es magnifico que el PSM vaya a dirimir su candidato para la CAM a través de primarias. Lo malo es que no lo hacen como un ejercicio voluntario de ejemplar democracia interna, sino porque el que había, Gómez, no se ha querido ir aunque han intentando convencerle para ello. Como aquello de Borrell y Almunia, que salió como un pan con unas tortas. Vamos, que no es porque crean de verdad en ello, sino más bien en el sistema "digital" de toda la vida. Porque el PSOE es y sigue siendo una única persona: José Luis Rodríguez Zapatero. Eso, que al principio, como con otros como Aznar o González, parecía bueno, se ha vuelto como los citados: malo, para los españoles y para las propias huestes del político en cuestión.

1 comentario:

John Constantine dijo...

Pues mira, Jorge, te dejo aquí un argumento para un futuro artículo genial, en "EL diario de referencia de la prensa española": Como hablar sobre un libro sin haberlo leído ni conocerlo, mezclando en un batiburrillo caótico personajes y hechos de manera desordenada: http://www.elpais.com/articulo/cultura/novela/cicatrices/mujer/ojos/azul/aciano/elpepucul/20100809elpepucul_7/Tes.
Por esto quieren que se pague más de un euro al día...