viernes, julio 16, 2010

Algo huele a chamusquina

Resulta que según nuevas informaciones difundidas por el diario AS, la RFEF tenía derecho a pedir 6.000 entradas para la final del Mundial pero sólo solicitó 1.000. Muchos aficionados españoles se quedaron en tierra. La empresa de Juan José Hidalgo tuvo que dejar en suspenso dos aviones de 300 pasajeros. El propietario de Halcón Viajes y Globalia se pregunta que si había más entradas, por qué no se pidieron, que dónde están. Mientras, en cuanto a las entradas falsas, algunos de los estafados ya han recuperado su dinero. Por supuesto no esperen ustedes ver esto en los medios afines a la RFEF. Me he repasado toda la parte de la web de MARCA referente a las noticias sobre la Selección y nada de nada. También fue AS el único que siguió el proceso judicial que dictaminó que el Ayuntamiento de Las Rozas otorgó de forma irregular los terrenos en los que se asienta la llamada "Ciudad del Fútbol" de la RFEF. La última resolución que me sonaba en este sentido decía que la RFEF iba a tener que abandonar las instalaciones. ¿Sería posible saber cómo está ese tema?

No hay comentarios: