sábado, mayo 01, 2010

Recorte de cara a la galería

En la supresión de altos cargos y empresas públicas aprobada ayer en Consejo de Ministros, se marcha la única persona vinculada al Grupo Prisa que quedaba en el organigrama. Primero fue Nieves Goicoechea, sin duda fracasada en su labor de conducir esa jaula de grillos que es el aparato comunicacional del Gobierno, a la par que ninguneada, que fue sustituida al principio de marzo por Félix Monteira al frente de la secretaría de Estado de Comunicación. Goicoechea procedía de la Cadena Ser, donde era corresponsal política y jefa de Nacional, donde, según publican, había sido relegada en el escalafón de la cadena de emisoras. Ayer le tocó el turno a Georgina Higueras, que llevaba desde octubre de 2009 ocupando el puesto de directora general de Comunicación de la Defensa en el ministerio que ocupa Carme/ Carmen Chacón. Higueras había ocupado diversos puestos tanto en la Cadena Ser como en el diario El País.

El recorte de cargos anunciado ayer es un gesto de cara a la galería, ya que sólo se conseguirá ahorrar 16 millones de euros anuales (medio kilo cada uno). Entre los cesantes hay un solo secretario general, rango superior a director general. De los 32 altos cargos suprimidos, 31 son directores generales, puesto ocupado en su práctica totalidad por funcionarios, de modo que casi ninguno irá al paro y el exiguo ahorro se calcula en unos tres millones. Le excepción es Georgina Higueras. Y por lo visto, poco o nada importa que en Interior se suprima la D.G. de Relaciones Informativas y Sociales: su titular, Lourdes Camino, seguirá siendo "la sombra" de Rubalcaba.

Un día antes fue destituido el responsable de la Agencia Tributaria, a punto de iniciarse la campaña de la Renta 2009. Se apuntan como motivos del cese las desavenencias de tipo personal con la ministra de Economía y Hacienda y el texto que endurecía los objetivos que deben cumplir los inspectores de Hacienda (un 15% más), y del que la ministra se enteró por la prensa, o fallos en las tramitaciones del IRPF (El 23,8% de los borradores de Hacienda tienen fallos en Galicia, me indican). Su sustituto será precisamente el único secretario general suprimido, que lo era de Financiación Territorial, cargo sin sentido una vez aprobada la LOFCA. El anterior responsable de la Agencia Tributaria no se queda colgado de la brocha: pasará a ser consejero de la CNMV. Al parecer a los inspectores les ha gustado el cambio.

Lo mejor de la medida: el número de empresas con participación mayoritaria del Estado pasará de 106 a 77, mediante la disolución de algunas y la fusión de otras. Ello irá acompañado de la reducción del 15% de los cerca de 3.000 miembros de sus consejos de administración. Lo que también se puede entender como liberalismo salvaje y sacrificio de lo público. Pero no se puede hacer mucho sin la ayuda de las comunidades autónomas, y éstos no solo no recortan personal sino que lo incrementan en más de 80.000 personas. O sea que ni lo notaremos.

Y de lo que el Gobierno no prescinde es de un montón de designados a dedo, esto es, las decenas de asesores de, sin ir muy lejos, el propio presidente del Gobierno: más de 600. La propia Elena Salgado se ha visto obligada a reconocer que es un recorte más simbólico que otra cosa. Dejando aparte que supongo que la mayoría de esos ceses están bien escogidos. Dos de ellos me despiertan ciertas sospechas como digo a continuación.

Entre los cargos suprimidos, se halla la Dirección General de la Biblioteca Nacional (Milagros del Corral Beltrán), algo muy grave pues es un cargo importante en la cultura que depende del gobierno central y que llevaba poco tiempo allí, y la Dirección General para el Desarrollo de la Sociedad de la Información (David Cierco), lo que se puede entender como que, o el Gobierno ya no cree en la Sociedad de la Información, o como que este apartado no es necesario porque, ya se apunta por ahí, este cometido lo van a desempeñar directamente las entidades de gestión de derechos de autor. En todo caso, si Cierco tiene algo que ver con las sonrojantes subvenciones del Plan Avanza, bien destituido está. Cierco no era el tipo brillante y efectivo que algunos de sus amigos blogueros nos quieren vender en las últimas horas.

Es mucho más grave lo otro. Cedro y la FGEE, ¿tomarán el control de la Biblioteca Nacional? Un reciente y vergonzoso reportaje de El País y otro texto más normal en Público ya señalaban el siguiente objetivo de censores, inquisidores, destructores y demás: la copia pirata de libros. El programa de digitalización de fondos de la Biblioteca Nacional estaba siendo un referente. Se entiende muy poco, por no decir nada, la destitución de Del Corral. En su escaso tiempo al frente del organismo, le había dado un gran impulso. El perfil de la BN en Facebook no se encuentra disponible en estos momentos, qué cosas.

1 comentario:

RGAlmazán dijo...

Como siempre un repaso del día por los medios con autoridad y criterio.

Salud y República