jueves, agosto 20, 2009

ZP, el gran rectificador, vuelve a dar marcha atrás


En 72 horas, Zapatero rectifica y ante las críticas de parados y sindicatos estudia si ampliar la ayuda de 421 (antes 420) euros aprobada por Real Decreto hace justo una semana. Nueva muestra de su errático proceder. Si tan fácil es hacer variar la acción de un Gobierno, aviados estamos. Pero nada de medir a partir de enero, que saldría muy caro: sólo desde junio o julio. Con lo que unos cuantos seguirán de uñas, ya que sigue siendo discrecional y discriminatoria.

De nuevo diferencia de tratamiento mediático muy dispar en los dos principales diarios españoles: El Mundo sigue mostrándose inflexible y llevando el tema como lo más destacado de su portada. El País, mientras, sigue blando como un chicle en el tratamiento de este nuevo "coitus interruptus" de Zapatero y, aunque le da al asunto más espacio que el día anterior, lo lleva al faldón, considerándolo tercera noticia más relevante. Esta vez la cabecera de Prisa sí se molesta en dedicar un editorial a la cuestión, aunque el titular elegido, "Buena iniciativa fallida" parece más destinado a felicitar al Gobierno por meter la pata que otra cosa. ¿Cómo algo puede ser fallido y bueno a la vez? ¿Es que, en la gestión de un país, se puede aplicar aquello de "lo que cuenta es la intención"? Pues, señor o señora editorialista de El País, me parece que no, no es aplicable.

Por cierto que dice Zapatero que la ampliación del periodo de acceso a la prestación va a ser consultada con los sindicatos. ¿Por qué no negoció con ellos el contenido del decreto original, que al parecer ya es agua de borrajas? Es el rey de la improvisación y la chapuza. El Gobierno tenía otra opción para ayudar a los desempleados, que era la modificación de la Renta Activa de Inserción (RAI), a petición de los sindicatos. Sin embargo el ministro Corbacho -que, visto lo visto, nunca debió salir de L'Hospitalet- desechó esta posibilidad.

El MundoEl País

Durante el día, una vez leída la prensa, volveré sobre este tema. Un tema de derechos de autor (o no) para acabar este post: si como parece el autor de la versión de "Fuenteovejuna" que se representa en el pueblo de Córdoba no es miembro de la SGAE, ésta no podrá cobrar más que por las versiones de 2004 y 2006, "en las que los adaptadores de la misma, miembros de la SGAE, fijaron las condiciones que posibilitaron dichas representaciones", aunque también quiere cobrar por toda la música puesta en el pueblo desde 1998. Mientras, Santiago Auserón carga contra este caduco organismo recaudador. Los golfos apandadores del s. XXI.

No hay comentarios: