sábado, agosto 22, 2009

Pepiño mete la pata -no podía ser de otro modo-

Pepe Blanco, ministro de Fomento de España, dijo el jueves que el Gobierno se estaría planteando una congelación del salario -"contención", según eufemismo usado por el ministro- de los funcionarios. El mismo día dijo que era "una apreciación personal".

El viernes, desde su finca particular, el presidente del Congreso, José Bono, decía que no tenía constancia de que Economía se plantease una subida de impuestos para las rentas altas, la otra idea que deslizó Blanco. Y es que, claro, es la cartera dirigida por Elena Salgado la que pone los dineros.

Blanco afirmó tener apoyo sindical para esa contención de salarios, ya que avanzó que los sindicatos "están en muy buena disposición para establecer ese criterio y ese acuerdo".

Pero con Salgado hemos topado. Según El País, Economía ve con recelo la idea de José Blanco de gravar más a las rentas altas y se inclina por eliminar los 400 euros del IRPF o el 'cheque-bebé', confirmando lo dicho por Bono.

El remate para Blanco es que por lo visto los sindicatos no están tan conformes con esa congelación salarial como él se encargó de pregonar, según han dicho a RTVE. Dicen que no admitirán ninguna medida que implique la pérdida de poder adquisitivo. O sea, que poco menos le han dejado por embustero, ¿no?

Guillermo e Idígoras&Pachi lo han visto así para El Mundo:








La de la derecha es Magdalena Álvarez, claro está.


















Este otro señor no creo que necesite presentación: corre que se las pela.

No hay comentarios: