miércoles, diciembre 15, 2004

Un puñetazo en el estómago

Intervención de Pilar Manjón, representante de la Asociación de Víctimas del 11-M. En PDF.



QUÉ HA DICHO

A los Medios:
-"No al uso en los medios de imágenes de la barbarie. Señores directores de periódicos, agencias de prensa, directores de informativos, permítanos dudar de su sensibilidad. Se olvidan de nosotros cuando el mercado les llama. Venden su conciencia por aumentar audiencias"

A la Comisión y los políticos:
-"Ustedes han hablado de ustedes"
-"
Prefieren seguir utilizando a las víctimas como arma arrojadiza"
-"Ha habido quien ha tratado de vetar esta comparecencia, quitarnos la voz a los afectados"
-"No utilicen nunca más ni aquí ni en ningún contexto nuestro dolor con fines partidistas"
-"
Para ustedes todo es política. Fuera de esta casa queda mucho aire fresco"
-"Han hecho política de patio de colegio", "¿De qué se reían? ¿A qué jaleaban?"
-"Seguimos esperando disculpas y asunción de responsabilidades a quien corresponda, dimisión de cargos policiales e institucionales a quien corresponda"
-"Si quedan irresponsabilidades por depurar éstas corresponden fundamentalmente a quienes detentaban el poder en aquel momento. Y ésta es una obviedad irrefutable"
-"Ustedes han puesto el foco en lo que pasó entre el 11 y el 14 de marzo. Nada más lejos de la inquietud de las víctimas"(...) "nos interesa saber qué ocurrió antes"
-"Exigimos la creación de una nueva comisión sin partidos políticos, con personas libres que delimiten responsabilidades y propongan las reformas necesarias"
-"
Todo por las víctimas pero sin las víctimas"

QUIÉN ES
Pilar Manjón, de 46 años, separada y madre de dos hijos, llevaba una vida normal en su piso de Vallecas hasta que el pasado 11 de marzo un atentado le quitó a uno de sus "niños", Daniel, de 20 años, y comenzó un calvario que acabaría por llevarle a ser portavoz de las víctimas en el Congreso de los Diputados. Ha perdido en estos meses cerca de veinte kilos de peso y ha acudido de riguroso luto.


Trabajadora durante 25 años en el Ministerio de Defensa y afiliada a Comisiones Obreras, Manjón lleva nueve meses de baja psiquiátrica, participando en las actividades reivindicativas de la Asociación de Víctimas del 11-M, de la que se hizo portavoz cuando la anterior presidenta, Clara Escribano, dimitió.

"Mi niño cogió el tren en el Pueblo de Vallecas y tres minutos después me lo asesinaron en la estación de El Pozo", relata Manjón.

Pilar Manjón pide que se cierre la actual comisión y se cree una nueva comisión de investigación formada por personas independientes para investigar los atentados y evitar la politización de la comisión que ha venido funcionando en el Congreso.

Ojalá hubiese comparecido antes, igual más de un comisionado no habría dicho según qué cosas. No ha dejado títere con cabeza y ha dado a todos una lección. Pero a pesar de decirle que habían entendido su mensaje, la han despedido con aplausos. No se han enterado de nada: era el momento de guardar un respetuoso silencio.

El Gobierno reacciona creando un Alto Comisionado para las Víctimas del Terrorismo, dependiente de Presidencia, que se plasmará en la persona de Gregorio Peces-Barba.

Los comisionados del PP se han dedicado a hacer como que leían o tomaban apuntes. Zaplana, Del Burgo y Martínez Pujalte ni han tomado la palabra ni se han atrevido a mirarle a la cara. Han dejado la palabra a una secundaria, Alicia Castro. Han tratado de descalificarla como compareciente, a ella y a la organización que representa. Aún no le han pedido disculpas por los desalmados que el día 29 de noviembre, a las afueras del Congreso, les insultaron e increparon y le soltaron una infame frase que no pienso reproducir.

En el Senado comparecía el Ministro del Interior y Del Burgo le ha vuelto a insistir con la conexión etarra, si se atrevía a negarla del todo, si Zapatero iba a tener pesadillas, y encima ha recordado los Gal. La reacción de Zaplana a la comparecencia de Zapatero en la comisión del 11-M ha sido decir que "ha dejado un camino sembrado de bombas". Qué oportuno, tratándose del 11-M. Y Rajoy criticando que Zapatero no fuese a Polonia. Porque estaba 14 horas en la comisión del 11-M, de las que el señor Zaplana se comió más de cinco él solito, señor Rajoy. Es que no aprenden.

El ministro de Exteriores polaco considera "un incidente desafortunado" que Zapatero no viajara a Varsovia. Bien, si tenemos en cuenta que las diferencias con Polonia iban a ser las mismas viajase o no viajase, y que este hecho les sirve para reforzar su excusa, ya que parece que tenían previsto reaccionar así. Por si no lo saben, el presidente del Gobierno de España acudía a una comisión que investiga un atentado que ha costado 192 fallecidos y 1400 heridos. Creo que el ministro polaco se ha salido un poco del tiesto.

El Parlamento Europeo insta a iniciar las negociaciones para el ingreso de Turquía. Ya era hora. Es mejor tenerles dentro que fuera.

No hay comentarios: