miércoles, octubre 13, 2010

Perlas

Día de la Hispanidad o Día de la Fiesta Nacional, o como se quiera. Que la noticia del día en España sea un desfile militar, en el año 2010, no me gusta. Yo mantendría el homenaje a los caídos y la recepción en el Palacio Real, pero el desfile en sí lo suprimiría, por anacrónico. Un año más, parte de los asistentes como público ha abucheado al presidente del Gobierno. Me da exactamente igual si, como dicen desde el PSOE y el Ministerio de Defensa, ha sido una cosa organizada desde Internet por la ultraderecha e incluso desde el Twitter de las Nuevas Generaciones del PP. A ver, no es que me dé exactamente igual, pero la reacción del PSOE y del Gobierno me parece un pataleo. La izquierda que representa al PSOE, a causa de la decepción por las promesas incumplidas y vista la nefasta gestión del Ejecutivo, por lógica está desmovilizada y deprimida. Si a eso le sumas que la derecha se suele organizar mejor para estas cosas (salvo la noche del 13-3-2004, que pasó al revés gracias al "Pásalo"), pues estas cosas van de suyo, pasan por la movilización de la derecha y la desmovilización de la izquierda. Y el caso es que el PP como tal apenas tiene que hacer nada para mover esa masa. Entre eso y que el PSOE es especialista en pegarse tiros en el pie... Yo estoy tranquilo, porque aunque he sido votante del PSOE, no soy de ese partido. No es lo mismo votar a una opción política que pertenecer a ella.

Lo que de verdad no me ha gustado de esa lluvia de pitos y abucheos es que no se hayan respetado ni el izado de la bandera ni, sobre todo, el homenaje a los caídos, donde se incluyen soldados, policías y guardias civiles. ¿Se dicen españoles y no guardan silencio cuando se iza la bandera y se honra a los muertos (y a sus familias)? Pues menudos españoles. Y encima va Esperanza Aguirre y les defiende diciendo que eso es libertad de expresión. Pues mire, despreciar a la bandera y a los muertos no puede ser libertad de expresión. Al PP se le llena la boca con la palabra "España" y luego no son capaces de respetar la bandera ni a gente que ha muerto por defenderla. Que vale, habrá quien diga que esa bandera no le representa e incluso quien afirme que es sólo un trozo de tela que ha adquirido un significado por una convención social. De hecho no vale la pena perder la vida por ninguna bandera. Pero como esta gente la defiende tanto, lo suyo es que al menos respetaran esos dos instantes. Ni eso. Y el PP debería renegar de apoyos así.

Al PP en intención de voto no le afecta nada. Ni el caso Gürtel, ahora con la novedad de contratos irregulares durante la visita del Papa a Valencia en 2006, ni los del PP catalán alentando la xenofobia y soltando la mentira de que los inmigrantes colapsan el sistema sanitario, más la promesa imposible de perseguir usando el padrón, ni el gasto desmesurado que cada día le cuesta a los contribuyentes mantener la sede de la Alcaldía de Madrid, tras haber dilapidado ya 500 millones, ni nada. Su masa votante es acrítica y está permanentemente movilizada. De hecho, si nos fijamos en las últimas encuestas de intención de voto no es que su intención de voto suba, es que baja la del PSOE. Dicho lo cual, chapeau a La Razón y Público por incluir a las demás fuerzas políticas en sus encuestas y un cero como una casa a El País por ningunearlas en la suya y por omitir datos de cómo la realizan.

Perlas de la semana o "estos tipos no parecen muy socialistas que digamos":

La Audiencia Nacional duda de la constitucionalidad del recorte salarial medio del 5% a los empleados públicos aprobado por el Gobierno, según la providencia de este tribunal facilitada por CCOO (El Mundo y El País). Además han bajado los presupuestos de Cultura, de Cooperación al Desarrollo o de Medio Ambiente.

El Gobierno no pidió la liberación del Nobel Liu Xiaobo hasta que no se sumó todo el resto de la escena internacional, a ultimísima hora. Antes sólo se habían sumado a la felicitación conjunta de la Unión Europea. Fuentes gubernamentales habían expresado la renuncia a la reclamación de libertad para el disidente.

Naciones Unidas advierte a España sobre menores extranjeros, información y pobreza infantil.

El Gobierno renuncia a su compromiso en Cooperación. Las ONG critican que el recorte inicial en Ayuda Oficial al Desarrollo por la crisis se ha duplicado hasta alcanzar los 1.200 millones (más información).

También se margina la partida dedicada a Medio Ambiente. El Ministerio dedicará menos del 10% de su presupuesto a la protección medioambiental, se recorta la lucha contra el cambio climático, pese a ser "una de las prioridades de la legislatura" y el presupuesto para conservación de la biodiversidad se reduce un 44%.

El equivocado modelo de Zapatero, que llevó al desastre a Alemania. Brillante artículo de Vicenç Navarro.

"La fiscalía hace una interpretación errónea de la ley de Memoria". "El TS se basa en la declaración de ilegitimidad de la ley para no dictar nulas las sentencias". Una ley bien intencionada pero mal hecha sólo podía acabar en una mala aplicación de la misma. Relacionado: La Ley de Amnistía no rige en Barajas. La Guardia Civil retiene a un edil de Ezker Batua fichado por un juicio militar de 1969. Este hecho no debería constar en los archivos en aplicación de dicha ley, que además es en la que se han basado para parar las investigaciones de Garzón sobre el Franquismo.

Rubalcaba, en el acto central de la Semana Institucional de la Guardia Civil, pitado y abucheado al querer presumir de supuestas mejoras en las condiciones laborales del Cuerpo. Los agentes se manifestaron el 18 de septiembre, autorizados por el TSJM, reclamando la equiparación salarial con otros cuerpos de seguridad. La AUGC se desmarcó de la celebración y no asistió.

Rodríguez Zapatero, durante su entrevista en Telecinco, sobre el futuro de la minería: "... hasta que llegue el día en que el carbón llegue a ser una fuente autóctona de energía" y "Necesitamos ministros que defiendan el carbón" (visto aquí). Semejantes afirmaciones, muestra de una total ignorancia, cortedad de miras, y despropósito medioambiental, son razón suficiente para desacreditar su puesto.

De la Vega, tras el último Consejo de Ministros, defiende: "El presente y el futuro pasa por el proyecto que lidera José Luis Rodríguez Zapatero". "Zapatero es nuestro mejor activo y eso lo saben todos los miembros del PSOE". Ajá. Pues cómo será el resto.

Salgado, en Washington, respondiendo al FMI y al director del Banco de España: "No hay plan B. Vamos a cumplir el A". Como he escuchado a Berto Romero: "¿Pero había plan A?".

González Sinde, a ABC: "Los toros no tienen que demostrar que son cultura a estas alturas". Dudo que "los toros" puedan demostrar gran cosa: no saben hablar.

El Ministerio de Cultura, a pesar de su reducción de presupuesto en más de cien millones, gastará 2,2 millones de euros en páginas que fomenten la oferta de contenidos de pago. Complemento: El Gobierno prepara un plan estatal de contenidos digitales.

Leire, ay, Leire: "Todo el PSOE quiere que Zapatero vuelva a repetir como candidato".

Plan E: un cartel de 1.500 euros y 12 m² para anunciar la compra de un ordenador. Esto es casi de museo de los horrores.

Y otra: El recorte acumulado en I+D ahoga el avance de la ciencia. Los investigadores temen una fuga de cerebros por la caída de la oferta laboral.

¡Uy, qué virulencia contra el PSOE! Si es usted nuevo aquí, sepa que no hay peor cuña que la de la misma madera. En este caso la de un ex votante del PSOE. En sentido estricto todavía no soy ex, pero lo seré a partir de mayo. Y todo parece indicar que no seré el único desengañado. Entiendan ustedes algo: no comento demasiado las barrabasadas de los Populares porque apenas me sorprenden, sé de lo que son capaces. Lo que me tira para atrás y contra lo que me rebelo con asiduidad en este blog, es que el PSOE, que debería ser diferente del PP, hace cosas que perfectamente podrían hacer en la acera de enfrente. O peores. Y eso es intolerable. Y encima se ponen de acuerdo en trampas tales como la reforma de la LOREG, que margina a las que podrían y deberían ser terceras fuerzas parlamentarias, y que encima estipula unas incomprensibles obligaciones de ecuanimidad a las cadenas de televisión privadas, algo que podría ir contra la libertad de empresa. ¿No se dan cuenta de que estamos hartos de verles? Saliendo más minutos en TV sólo van a lograr más abstención y más desafección ciudadana. Bueno, igual es que eso es exactamente lo que pretenden.

No hay comentarios: