sábado, junio 20, 2009

La agenda

ETA asesinó ayer a un inspector de Policía. Disyuntiva. ¿Sacar tantas imágenes del atentado, la capilla ardiente y demás, es libertad de información o hacerle publicidad a ETA? ¿O es morbo? ¿Qué hacen una decena de cámaras en una capilla ardiente, donde hay un muerto, como si el féretro estuviera de adorno o como si estuvieran en cualquier otro de los banales actos con que la televisión nos contamina a diario?

Me entristece que el atentado haya ocultado la muerte de un hombre bueno, del que tanto habría que aprender y muchos debían seguir su ejemplo. La jerarquía católica, por ejemplo. Hablo de Vicente Ferrer, evidentemente.

Pero una vez dicho lo obvio, yo seguiré escribiendo de lo que tenía pensado. Porque lo que ETA también persigue es "alterar la agenda informativa". Y a fe que lo consigue.

Industria cuela la reforma de la TDT de rondón por Real Decreto. Prisa denuncia que contradice la legalidad vigente. Y dice que hay más empresas del sector en contra. El Mundo dice que Industria "se ha sacudido" de encima las presiones del Grupo Prisa. El secretario de Estado justifica la urgencia de la medida "para no quedar retrasados" respecto a otros países de la UE. Lo curioso es que al parecer Prisa ya cuenta con la licencia para la TDT de pago.

Precisamente Prisa dice que está saliendo de la crisis -"hemos sido de los pocos que han podido capear la crisis y presentar un resultado favorable"-, pero entonces, ¿por qué dice que no repartirá dividendos con cargo a los resultados de 2008? Bien, porque tienen que estabilizar la deuda consolidada, que según apuntan otros medios (jamás Prisa misma) es de 5.000 millones. Además renunciarían a la propiedad y gestión de Digital Plus y se anunciaron bajadas de sueldo del 8% a quienes ganan más de cien mil euros brutos al año y no estén sujetos a convenio, se supone que son ejecutivos si hacemos caso a la versión dada por El País.

Juan Luis Cebrián ha recordado que la crisis, "según el optimista Gobierno de Zapatero" durará dos años más, lo que significa que "de cuatro o cinco años más de crisis no nos apea nadie". Lo de "optimista Gobierno..." es la escenificación de que Moncloa no les da lo que quieren o al menos les da menos que en la era González.

Mientras, la alta definición va ganando terreno. Y siguen las protestas por la "precipitada y unilateral" reforma de RTVE.

La Coalición decide que perseguir a las webs proveedoras de enlaces a contenidos pirata es mejor que hacerlo a los usuarios y propone que haya una buena oferta legal de contenidos.
En El País. En El Mundo.

A la par, multa récord en EE UU.

¿La agonía de un modelo de vender música? Una de cada diez tiendas de discos cerró en España en el último año y medio. Yo ayer me compré cuatro cd's aprovechando que hay ofertas con motivo del Día de la Música que se celebra mañana.

Garoña: Zapatero quiere cerrar ya mientras Sebastián busca nadar sin mojarse. El CSN está "sorprendido" después de saberse que Industria está buscando la manera de mantener la central abierta "dos, cuatro o seis años" pese a que el CSN dictaminó que puede seguir funcionando, con las debidas mejoras, hasta diez años, como recuerda la directora técnica del organismo. En este solapado debate falta un análisis serio de los pros y los contras, lo que intenta remediar El País en un interesante reportaje, donde da motivos para justificar el cierre -como que exportamos energía- y en contra de cerrarlas todas, porque ahora mismo es inviable.

¿Por qué Sebastián ha atacado al PP con el argumento de que Aznar fue "el único presidente" que cerró una nuclear, en este caso Zorita? ¿No es contraproducente, al decir algo bueno de Aznar e incluso insinuar que es más ecologista que Zapatero? Aparte, no cerró, pero Felipe González hizo una moratoria nuclear y paró varias centrales en marcha, como recordó ZP en Cuatro. Más de lo hecho por él ya es, así que ¿por qué ataca a González con una comparación en la que el propio ZP sale perdiendo? Esto me sugiere otra pregunta: ¿quién asesora al Presidente y a los Ministros para sus declaraciones públicas y por qué no ha dimitido ya?

A González-Sinde le encanta el fax, "pasa" de Internet y vuelve a defender la labor de la SGAE, a su juicio una gran incomprendida. Su ministerio (o cortijo particular) reducirá en número las ayudas a los guionistas... pero incrementando la dotación. Los tiene cuadrados, no hay duda. Y la cara de cemento armado.

Habrá nuevos conceptos para las ayudas. Recordemos que las descargas legales se quiere que también cuenten a la hora de las subvenciones. ¿Cómo, si el jefe de Cultura de El País recuerda que el cine español sólo van a verlo el 13% de los espectadores?

Zapatero no sólo apoya de modo incondicional a Barroso sino que se pone a su lado en la foto. Al que me diga que este tipo es de izquierdas... Y pacta con quien haga falta a cambio de lo que sea con tal de seguir a flote y aprobar los próximos presupuestos. Eso mientras en Europa nos niegan el pan y la sal, en este caso más limosnas. Seña Merkel, una ayudita, que ni es pa droga ni pa ná, que es triste de pedí pero más triste es de robá... Eso sí, Irlanda puede hacer lo que quiera, que necesitamos que aprueben el Tratado. Qué asco.

Y, en Economía, como en casi todo, "que inventen ellos", que decía Unamuno. El Economista dice que ZP está copiando las recetas de Obama. ¿Era esa la coincidencia planetaria? ¿De quién es la idea de aumentar el déficit dando dinero a los parados sin prestación? Yo me hallo en ese grupo, pero creo que sería una medida injusta y desproporcionada. El dinero no crece en los árboles.

Este Gobierno se descuelga día sí, día también, con medidas de bombero. Si no es la TDT es la energía nuclear, y si no, Internet. Y en todos esos enredos anda siempre metido el mismo: el titular de Industria, Miguel Sebastián, al que se le dio la cartera para consolarse tras la ostia que se metió cuando le hicieron medirse a Gallardón en las últimas municipales. Casualmente otra que se estrelló en la misma tarea, Trinidad Jiménez, también ha acabado en el gabinete. Parece que perder elecciones tiene premio.

Mientras, uno de los pocos que sigue defendiendo a Zapatero llueve, truene o nieve, Enric Sopena, visto que ya le había atizado a casi todo lo que se mueve, no ha tenido otra fatal ocurrencia que atacar al profesor Jesús Neira por sus pensamientos acerca de la política de partidos. A lo que lleva la ofuscación.

No hay comentarios: