martes, mayo 25, 2010

"Magnífica" medida de ahorro en plena crisis

Acaba de llegar al buzón de mi casa una carta del Ministerio del Interior advirtiendo de la próxima entrada en vigor de la reformada Ley de Tráfico. Incluye los puntos más destacados de la reforma en forma de tríptico y una carta firmada por el ministro Rubalcaba con el encabezamiento "Estimado/a conductor/a:". Todo estaría muy bien si no fuera porque en mi casa somos dos personas y ninguna tiene coche. Y porque las han depositado en todos los buzones, sabiendo como sabemos que hay varios vecinos del bloque que tampoco lo tienen. ¿No tienen el Ministerio o la DGT un registro con los dueños de los vehículos? ¿Para qué mandan una carta, con el gasto sólo de papel que eso ya supone, dirigida a los conductores pero que llega a toda la población, incluida aquella que carece de vehículo y que por lo tanto no le incumbe ni la carta, ni su contenido, ni la reforma en cuestión? ¿A qué viene este derroche del erario en plena crisis y recién anunciados los recortes presupuestarios? Y me irán a decir que el ministerio no puede mirar quién tiene coche porque iría contra la protección de datos... El mismo ministerio que para vigilarnos hace y deshace cuanto quiere, casualmente. ¡Ministro, que aquí ninguno tiene coche, use el dinero de todos de forma coherente!

No hay comentarios: