sábado, febrero 25, 2012

Pan negro


Pan negro es algo más que el título de la novela de Emili Teixidor convertida en película por Agustí Villaronga. Según leo el pan negro o de centeno era un tipo de pan destinado al consumo para la gente humilde. A falta de otras explicaciones, de ahí viene el título de la película y del libro: era el único pan que podían comer las personas de extracción social más baja. En la novela, que admito no haber leído, sin duda se mencionará más veces, pero en la película, que sí he podido ver, y en versión original gracias al servicio 3alacarta de TV3, solo hay una referencia a dicho pan. ¿Es el recuerdo a aquel consumo por necesidad lo que provoca que yo apenas haya visto este tipo de pan en las panaderías españolas? ¿No se elabora por miedo al rechazo? Por lo menos, he ido en mi vida a bastantes panaderías (en mi entorno, en apenas un centenar de metros de distancia, hay cuatro) y no lo veo.

Sin embargo, sí es un alimento demandado en Alemania y los países nórdicos (como Dinamarca, Suecia o Finlandia). Es posible hallarlo en los establecimientos regentados por personas de estas latitudes. En sueco recibe el nombre de rågbröd y en finés el de ruisleipä. Hay una variante de este pan en forma de anillo, llamada ruisreikäleipä. La corteza puede resultar algo dura, pero se conserva en buen estado durante más tiempo que el pan blanco.

Hay otra variante de pan elaborado con harina de centeno, de mucha mayor dureza, llamado knäckebröd. Se puede encontrar en forma circular o rectangular. Con la peculiaridad de que uno de sus lados es liso y el otro tiene agujeros. Existe la costumbre, al menos en Finlandia y surgida que yo sepa durante la II GM, de que cuando comes el knäckebröd en casa untas la mantequilla o la margarina por el lado liso, para ahorrar, mientras que si vas de visita la untas por el lado con agujeros, para tener más cantidad. En la imagen, un paquete de knäckebröd (näkkileipä).

Espero que lo hayan encontrado entretenido.

No hay comentarios: