martes, marzo 29, 2011

Filias y fobias

Voy a diseccionarme a mí mismo un rato, ustedes disculpen.

Se dice, se habla, se comenta: hay gente que vota a su partido político como si de su equipo de fútbol se tratara. Leído a César Cabo. Es cierto. Y tienen la típica visera doble lateral que les impide ver más allá de lo que está justo delante de sus narices. No es mi caso ya que entre locales, autonómicas, europeas y generales recuerdo haber votado cuatro opciones distintas, al menos una vez. Y puede que en mayo haga la quinta. Por supuesto ha habido alguno que he repetido, no diré cuál es. Solo admito que esta vez no votaré al mismo de la última vez. Por cierto: seguir a un equipo de fútbol me parece mucho más serio que lo del partido político. Hay chaqueteros y veletas, sí, pero lo más normal es no cambiar de equipo de fútbol en tu vida.

Mis filias y mis fobias están muy claras. He dejado de creer en los políticos tradicionales. Lo malo es que la ley electoral española está hecha para que las opciones minoritarias (léase IU o UPyD) tengan muy poco que hacer y siempre salga alguno de los dos grandes. No como en Alemania, por ejemplo, donde acabamos de tener una sorpresa morrocotuda. ¿Se la imaginan aquí? Ojalá. Y por supuesto, aún está por llegar el día en que algún grupo, campaña o movimiento ajeno a la política logre introducirse en el sistema o hacerles la puñeta a los políticos profesionales. De cara a las municipales de mayo tenemos el movimiento "No les votes", encaminado a no prestar el apoyo a PSOE, PP y CiU, por apoyar la llamada "Ley Sinde". Pero estimo que va a ser muy complicado comprobar el efecto de dicha iniciativa en unas elecciones locales, donde se vota sobre todo a la persona. Como mucho puede haber una debacle del PSOE, pero por la suma de todo el descrédito y el desgaste acumulados por este partido, no a causa de esta campaña en particular. Quién sabe si la plataforma Equo podrá aprovecharse en 2012 del descontento generalizado. Según la última estimación de voto aparecida en el diario Público, ese hartazgo lo estaría capitalizando de momento IU (no busquen a IU en un sondeo de El País, no la encontrarán).

Por tanto, contando con que no creo en la política tal y como se está haciendo, mis filias y mis fobias están muy claras. Filias: el fútbol (Málaga y Real Madrid), el baloncesto (Unicaja y Real Madrid), el deporte en general (españoles), algunos programas de TVE, algunos programas de La Sexta, algunos programas de TV3... Fobias: la jerarquía de la Iglesia Católica, Telecinco, el PP, el PSOE... Como periodista, los medios españoles cada vez me ofrecen menos credibilidad. Las crisis egipcia, libia o japonesa me ha sido mejor seguirlas por Twitter, con enlaces a medios más creíbles como Al Jazeera o The Guardian, por poner algún ejemplo.

Como periodista que está entrenado contra los mensajes propagandísticos, subliminales y similares, tampoco creo en la publicidad ni me dejo engatusar por ella. Me lo pienso muy bien antes de comprar algo, y creo más en las recomendaciones personales. Por ellas fui las dos últimas veces al cine o me compré una gabardina, por ejemplo. En este sentido, para mí gozan de especial predicamento las opiniones de mi amiga Gina. No es que le haga caso en todo, pero es que las veces en que hasta el momento le he pedido consejo, no se ha equivocado. Vale, ella trabaja en una agencia de comunicación y marketing, pero es una mujer con unos criterios claros, firmes y bien definidos, y ante todo es una persona que va con la verdad por delante. Me fío de ella, sí. De "gurús" e iluminados, no, pero de ella sí.

Lo suyo son las consolas, la tecnología, Internet, la moda y los videojuegos. Aunque en temas como la comida, el cine, la música o la televisión tampoco se defiende nada mal. Como consejera, para mí vale por mil "gurús". No sé si le hará mucha gracia que la elogie en público, pero como creo que se lo merece y como además no me lee casi nadie, tampoco tendrá que pasar demasiada vergüenza por mi culpa. Si hablamos de filias y de fobias, ella entra en el primer apartado con un 10 sobre 10. Por ser una mujer joven, inteligente, sincera, amiga de sus amigos y una trabajadora incansable. Una de las pocas personas por las que me ha valido la pena utilizar Internet, ya que sin ello no la habría descubierto.

No hay comentarios: